Patricia Morillas

¿Cómo describir en unas líneas la vuelta a un país en el que has pasado un año de tu vida?

Este Job Shadowing me ha dado la oportunidad de volver a Bucarest y dejarme llevar por sus gentes, sus parques, sus covrigi, mici y papanași, y su frío difícilmente descriptible.

Este viaje de trabajo se ha convertido fácilmente en un viaje de placer, en el que he revivido mis días como voluntaria, conociendo a los nuevos voluntarios; he visto a maravillosas personas que formaron parte de mi vida en esta caótica ciudad; y me he involucrado en proyectos sorprendentemente nuevos para mí que me plantean futuros y emocionantes retos.

Durante esta semana he podido conocer la asociación a otro nivel. Yendo como trabajadora juvenil pude observar la organización y gestión de los voluntarios EVS, tanto por parte de la coordinación, como por parte de los mentores. De eso mismo trata el proyecto MEN+TOR, ya que está enfocado al intercambio de buenas prácticas entre mentores y trabajadores juveniles y en la creación de un compendio final que las recopile.

En las sesiones que tuvimos con los mentores y, sobre todo, en la convivencia con la mentora de Bélgica pude ver una perspectiva muy diferente del trabajo y el acercamiento con los voluntarios. Es por ello que veo tan necesario este intercambio de ideas entre los diferentes países y asociaciones. Ya que según mi propia experiencia y en comparación con la de otros voluntarios y mentores de dentro y fuera de la asociación, el contexto, el apoyo de los coordinadores y la propia personalidad de los voluntarios condicionan mucho las necesidades de los mismos.

Puesto que actualmente estoy realizando unas prácticas en la Asociación Mille Cunti, estoy deseando aplicar todo lo aprendido en este Job Shadowing y ver los resultados de este proyecto en el ya citado compendio.