Luis Palacios Laguna

Manzanares | Asociación Mille Cunti |

“Finally, I have a present for you”. Con esta frase, un video y alguna lágrima, terminaban mis palabras de despedida del proyecto, una noche cargada de recuerdos, emociones y sentimientos a flor de piel, en la que mostramos a los asistentes, en lo que consistía el proyecto y todos nuestros trabajos realizados esos días.

Si os soy sincero, todavía no me creo todo lo que hemos vivido, sin esperármelo, un día recibí la llamada que cambiaría muchas cosas, era Miriana, a la que le doy mil gracias por hacerme participe de este proyecto, me dijo que había una plaza libre en un proyecto de intercambio juvenil y casi sin pensarlo dije sí. Al principio me preocupaba, era un proyecto de arte, y yo pensaba, tengo amigos que estudian arte, seguro que lo pueden aprovechar mucho más, pero ya estaba ahí, y encima junto con mi compañero José Ángel (una persona increíble, al que conocí en el avión) de camino a Sicilia en un primer viaje para conocer el lugar y ayudar a preparar el proyecto, para que os voy a engañar, el lugar me enamoró…

El primer viaje no pudo ser mejor, conocimos a los primeros compañeros de los demás países con los que vivimos tres intensos días, en los que nos dimos cuenta que no era un viaje normal, iba a ser una experiencia inolvidable.

 

Una de las frases que llevo siempre por delante es “Donde fueres, haz lo que vieres” para mí es la mejor forma de conocer un nuevo lugar, y así puede aprender un poco de siciliano y como no, probar todas sus comidas… creerme cuando digo que ¡necesitáis probar la comida italiana!, así fue como me hice amigo de Claudia, que sería nuestra cocinera, un beso enorme para ella.

Esperando impaciente el viaje, por fin llegamos a Terrasini seis españoles dispuestos a dar lo mejor de nosotros. El primer día todos estábamos nerviosos e inquietos, pero se notaba en cada uno las ganas disfrutar y sacarle el máximo partido al proyecto. Nos fuimos conociendo y empezamos las actividades.

Cada día nos centrábamos en un tipo de arte que lo relacionamos con un tema social, Pintura- Ciudadanía, Música-Libertad, Escultura-Ecología, Teatro-Migración, Fotografía-Multiculturalismo, Danza-Estereotipos, Cine-Compartir y Cocina-Cultura Europea. Por equipos cada día competíamos sanamente para ver quien conseguía mostrar mejor a través del arte, el tema social elegido. Y es alucinante los momentos que se viven y lo que podemos llegar a crear, gente totalmente diferente, con idiomas distintos, pero todos dando lo mejor de si para comunicarse y entre todos conseguir la mejor idea y desarrollarla lo mejor posible, eso si, siempre con la mejor sonrisa en nuestras caras.

La meta era desenvolvernos en los distintos tipos de arte, pero sinceramente para mí lo mejor han sido las personas, de este viaje me llevo nuevos amigos, compañeros de vida, personas alucinantes con las que he vivido historias que no podría describir con palabras, todos ellos y ellas, personas muy especiales que me han aportado mucho, de las que he aprendido cada día y con las que he disfrutado cada momento, porque da igual cuando, y da igual el lugar, sé que si estoy con ellos soy feliz.

Soy una persona que le cuesta expresar sus sentimientos, lo reconozco, pero en mi interior sentía que debía hacerlo, y con ellos era fácil, gracias a todos, amigos de Macedonia, Italia, Francia, Rumanía, por unos días increíbles, y mucho más, al mejor equipo que podía tener representando a España, Vero, Carmen, María, José, y mi querido primo Rubén, gracias a Astummula por crear este proyecto y gracias a Mille Cunti por darnos la oportunidad de formar parte de él.

Así llegamos al último día, ninguno nos queríamos separar, fue una despedida muy dura y emotiva, pero, ¿Sabéis que?, ¡no es una despedida, solo es un hasta pronto, nos volveremos a ver amigos… muy pronto!

Para terminar, como llevo haciendo desde que aterricé, solo puedo decir, ¿A que estás esperando? Apúntate a un proyecto Erasmus, sin duda, ¡será una de las mejores experiencias de tu vida!